Cómo servir una cerveza correctamente

cerveza-sin-alcohol-e1314820754944

La cerveza es una de las bebidas más populares gracias a que suele ser una bebida económica, refrescante y, sobre todo, sabrosa. Si pensamos en compartir una noche con amigos, generalmente lo primero que se nos ocurre es, también, compartir unas cervezas.

Pero, precisamente por ser tan popular y por ser una de las bebidas alcohólicas más vendidas en los bares del mundo, la cerveza no tiene muchos ritos asociados a su consumo, como quizás sí lo tienen otras bebidas. Si pensamos en el vino, por ejemplo, sabemos que lo adecuado es beberlo lentamente, disfrutar de su aroma antes de su sabor, distinguir luego los distintos matices en éste, etcétera. Sin embargo, la cerveza simplemente se bebe sin más.

De todas maneras, la cerveza también posee una forma adecuada de beberla y también de servirla, así que ahora vamos a ver cómo servir una cerveza correctamente.

El vaso adecuado

Lo primero es el tipo de vaso o jarra en donde piensas servir la cerveza, lo que le dará un buen aspecto y un cómodo soporte a tu bebida. Si la botella de cerveza que has comprado es de 750 mililitros o más, es fundamental no beber directamente de la botella, ya que eso sólo perjudica a la bebida, le agrega temperatura y le quita efervescencia. Procura utilizar una jarra para cerveza o un vaso amplio y bastante largo.

Un buen consejo es que, luego de que hayas escogido tu tipo de vaso o jarra, coloques éste en el freezer o el congelador por unos 10 o 15 minutos para que quede bien frío, e incluso con una leve capa de hielo alrededor, lo que además de mantener la cerveza bien fría al momento de saborearla, le dará un aspecto verdaderamente espectacular.

¿Con espuma o sin espuma? 

Lo que deberás tener en cuanta ahora, es si se prefiere con espuma o sin ella. Muchas veces quienes prefieren su cerveza con espuma sostienen que esa es la manera de servirla mientras que también existen quienes prefieren tomar su cerveza sin espuma.

Lo cierto es que ello quedará determinado por el consumidor y si quieres una cerveza con espuma, lo que deberás hacer es servirla con normalidad en el vaso e inclinarlo suavemente cuando crees que ya es suficiente espuma.

Por otro lado, está la cantidad ideal: si lo que estas buscando es una cerveza con poca espuma, inclina el vaso unos 45° hacia un costado antes de llenar tu vaso lentamente con cerveza, acercando el pico de la botella a la superficie interior del vaso. La espumaincrementa a medida que alejas el vaso del chorro de cerveza y la caída se vuelve más amplia.

Es importante que la cerveza tenga al menos un poco de espuma, pues esta superficie evita que el vaso con cerveza pierda su efervescencia.

 servir

La cerveza perfecta

La cerveza perfecta, personalmente creo que debe llevar aproximadamente unos 1,5 o 2 centímetros de espuma, dependiendo del tipo de vaso o jarra que utilicemos. La presencia de espuma, permite sentir los deliciosos aromas de una buena cerveza.

Ahora, habrás notado que en los buenos bares de cerveza, al momento de que la espuma alcanza casi a desbordar el vaso, pasan una “paleta” para cortar con el excedente de espuma. Esto se hace para incrementar el efecto de la “capa protectora” de espuma que hará que tu cerveza mantenga por más tiempo su efervescencia.

Ya tienes servida tu cerveza, ahora sólo queda sentarse y disfrutar del delicioso sabor.

¿Y tú cómo prefieres tu cerveza?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s